Un día en los tacones de una mujer trans

Gustavo Alfonso Salazar Miranda

Dicen que para poder comprender lo que el otro siente, debemos ponernos en su lugar, te invito a ponerte los tacones de Milagros del Valle Palacios de Los Cabos, Baja California Sur que tiene un vida tan común como cualquiera de nosotros, solo que por ser una mujer trans esta expuesta al rechazó, acoso sexual y agresiones que pueden atentar con su vida. La siguiente foto es de Milagros una mujer fuerte que se ha levantado cuando la han pisoteado, que es dulce cuando la tratan con amor; hoy revivirás con ella aquel 3 de noviembre del 2018.

Milagros del Valle Palacios

Imagínate que te encuentras saliendo de aquella fiesta de Día de Muertos , donde bailaste, tomaste y te divertiste; ahora es momento de ir a casa para recostarte en tu cama, cuando dos Policías Municipales se dirigen contigo diciéndote que te llevarán a la cárcel por faltas administrativas por ser transgénero, inmediatamente alegas por el motivo de tu detención, pero no dejan de mirar tus piernas y pechos, su mirada empieza a ser incomoda.

Cuando sientes que su mano se desliza desde tu cintura a tus nalgas, dándote un fuerte apretón, inmediatamente volteas a verlo con enojo y te dice que es necesario revisarte, después te abraza para tocarte tus pechos con ambas manos; tratas de liberarte de sus brazos gritándole que no tienen porque tocarte y mucho menos de quien deberían protegerte, empiezas a discutir con ellos y logras que te dejen ir.

Al caminar a tu casa te percatas que la patrulla te viene siguiendo, intentas no volver a voltear, mientras te recorre un miedo por todo tu cuerpo que te eriza la piel, buscas las llaves rápidamente en tu bolsa, tu mano tiembla a introducir la llave en la cerradura de la puerta, que abres rápidamente. Dentro de tu casa miras a la ventana y la patrulla esta estacionada enfrente de tu casa, ¿a quién recurrir? si la policía es la que te acosa.

Decides realizar una transición en Facebook Live desde tu celular, para denunciar el acoso de que eres víctima de los policías municipales, que anteriormente al igual que tus amigas trans han sido agredidas, extorsionadas y amenazadas; pero cuando comienzas a relatar como sus manos tocaron tu cuerpo, las palabras se te atorran en la garganta, tus lagrimas empiezan a brotar como un rió que recorre tus mejillas; tus amigos de facebook al escuchar tu relato comparten tu indignación, publicando un emoji enojado y te escriben que denuncies, que no estas sola. El siguiente vídeo es un fragmento de la denuncia que realizó en Facebook Live sobre el acoso sexual que viven las mujeres trans por los policías municipales.

Milagros del Valle Palacios

Al terminar la transmisión en vivo, tomas un suspiro intentando tranquilizarte, pero cuando escuchas que tocan la puerta y das un sobre salto, te diriges miedosa hacia la entrada y entre abres la puerta para ver quien es, cuando un fuerte empujón te hace caer al suelo y al alzar la mirada vez entrar al policía abriéndose la bragueta del pantalón mientras su compañero vigila que nadie llegue a impedir su cometido.

Retrocedes unos pasos, intentas levantarte, pero sus manos toman tu cuerpo y te destrozan el vestido; te culpas por abrir la puerta, mientras te dice que eres una puta porque tu lo provocaste con tu vestido ajustado y era lo que andabas buscando, al igual que las demás de tu clase; recuerdas a tu amiga quien mataron de un balazo en la cabeza y pides a Dios no correr la misma suerte.

Cuando se retiran te pones en posición fetal, tus lagrimas no pueden calmar el daño causado a tu ser, te das un baño intentando borrar las huellas de aquel que uso tu cuerpo a su antojo. Empieza amanecer, tomas tu celular y llamas a tu amiga, quien te acompaña a denunciar a los policías acosadores. Sin saber, tu vídeo de Facebook Live se difunde en los medios de comunicación de la comunidad LGBT, quienes te piden denunciar para que se pueda hacer justicia y te repiten de nuevo “no estas sola”.

Pero a pesar de que denunciaste a los policías, vez su patrulla dando sus rondines por tu casa para intimidarte, desesperada pides a tus amigos de facebook un refugio para salir y esconderte, donde no te puedan volver hacer dañó. En la noche recibes un mensaje en tu Facebook, de Gustavo Salazar quien te da el numero de Jesús Rivera de la Organización de Nenes Valientes y de Marco Belmont, activista LGBT para que te brinden apoyo y asesoría; además te hace la petición de una entrevista para contar tu historia, para que los demás se pongan en tus tacones y puedan tener una idea por lo que vive una chica trans.

De acuerdo con el Observatorio de Personas Trans Asesinadas, México ocupa uno de los primeros lugares de asesinatos a personas trans con 257 casos. Te dejo la entrevista realizada a Milagros donde nos relata una historia que pudo ser contada, ya que su amiga no tuvo la misma suerte, un caso como miles que quedan impunes y en el olvido. Actualmente Milagros huyo de Los Cabos, Baja California Sur ya no siguió con el tramite de la denuncia porque decía que “su vida corría riesgo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s